domingo, 8 de abril de 2012

La cuestión de la crisis (por si alguien no se ha enterado)

Mientras que es cierto que la corrupción y la ineptitud política en España alcanzan niveles que harán las delicias de los amantes del cine en el futuro, el problema de fondo que se nos viene encima no está sólo -que lo está- en las manos de nuestros gobernantes nacionales. La estafa que nos vamos a comer viene de Europa y de Wall Street.

Nos están pidiendo austeridad a las personas que vivimos con 1000 euros al mes un sistema que "rescató a la banca" en 2 semanas pero no podía prometer solucionar el hambre con menos dinero en una década. (Con lo que se ha dado en total a la banca se solucionaba el hambre 92 veces o durante 600 años, según las cifras de la ONU). Podemos votar a los que se hacen llamar populares o a los que se hacen llamar socialistas (todos ellos tienen casos de corrupción, se suben el sueldo a sí mismos y tienen pensiones millonarias), pero el sistema es el mismo.

Yo, aunque tenga opinones sobre las cosas puntuales que haga cada gobierno de cada partido, en líneas generales siempre he sido un "antisistema" y la crisis está confirmando muchas de mis intuiciones. No es de sentido común que vivamos en un mundo en el que algunos ganan al año más que paises enteros, y millones de personas se mueran de hambre. Algunas personas están ganando mucho dinero con esta "crisis". Los demás no les importamos. Son personas que no tienen patria como nosotros, ya han hecho lo mismo en otros paises, y nuestros políticos son sus marionetas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario