martes, 10 de abril de 2012

¿Por qué soy "antisistema"?



En líneas generales se nos llama anisistema a aquellos que podemos imaginar más de un sistema. Qué ironía.

Para la mayoría es un tema tabú hablar de ideas como cambiar el sistema o redistribuir la riqueza. Y no hablemos ya de expropiar a las mayores fortunas. Eso son cosas de antisistemas o de comunistas, y con esa falacia ad hominem se sigue defendiendo el derecho a la propiedad privada por encima del derecho a la vida, en un mundo en el que grandes inversores añaden a su fortuna personal cifras anuales superiores al PIB de países enteros, mientras que millones de personas se mueren de hambre, viven precariamente desde hace tiempo o se unen a la lista recientemente, con esta estafa a la que llamamos crisis.

Para los que hemos sido etiquetados de "antisistema" precisamente por tener en la cabeza más de un sistema, siempre ha supuesto un tema de debate sobre nuestras ideas en que teníamos que explicar porqué -presuntamente- atacábamos el derecho a la propiedad privada. Era más una discusión filosófica que técnica.

Filosóficamente, la propiedad privada es en realidad el derecho legítimo al uso y disfrute de cosas. Vamos, un derecho humano que no tiene nada que ver con la acumulación de riqueza y poder. Yo personalmente no estoy "en contra" de la propiedad privada, sin embargo sí estaría a favor de imponer un techo de riqueza: por ejemplo, calculando una cifra que expresase el nivel de riqueza que una persona necesita para asegurar con holgura el futuro de sus hijos y nietos, no veo por qué nadie necesite superar esa cifra. La acumulación de riqueza fomenta los monopolios, los lobbys, la corrupción, la imposibilidad de competencia, y en resumen, el desequilibrio económico. En realidad defender el crecimiento y la competitividad como los conocemos no hace más que acrecentar los problemas que dice resolver. Y ya hemos entrado en las explicaciones técnicas.

Técnicamente hay un argumento mucho más simple para defender un cambio de sistema: la existencia de riquezas suficientes para todo el mundo. Como dije arriba, si hay empresas e inversores que consiguen anualmente más que el PIB de países enteros -y países ricos, como por ejemplo Noruega-, ¿no significa eso que hay riquezas suficientes en posesión de la especie humana? Exxon Mobile en tiempos de la última guerra de Iraq obtenía una media de 50.000 millones de dólares al año. Según la FAO con entre 30.000 y 50.000 millones al año se acabaría con el hambre en el mundo. En estos momentos hay multitud de empresas que obtienen cada año más de lo que haría falta para acabar con el hambre. No hay escasez de riqueza: lo que falla es el sistema de reparto. Un sistema injusto, inhumano y que permite la muerte antes que el compartir.

Según Arcadi Oliveres, con lo utilizado hasta ahora en rescates financieros y bancarios, podríamos haber solucionado el hambre en el mundo 92 veces:



Manfred Max, por su parte, calcula que podríamos haber solucionado el hambre durante 600 años:



Por eso muchos somos "antisistema": sí estamos en contra de un sistema que permite esto con indolencia. Es un sistema injusto y asesino.

Muchas personas que no son las más ricas del mundo, es decir personas de a pie como tú y como yo, no están convencidas de que se pudiera hacer un mundo con un sistema más justo. Entre otras cosas acuden a los fantasmas del comunismo corrupto de la URSS para dejar de pensar. También se teme que viviéramos en la pobreza, y con ello se justifica que haya desigualdad de ricos y pobres -que ya viven en la pobreza- para que nosotros vivamos en el medio. Pero quizá estaríamos más cerca de la realidad si calculásemos que, si se repartiese toda la riqueza del mundo, no habría ni ricos ni pobres. Posiblemente pudiésemos vivir como si tuviésemos un sueldo de 5000 euros al mes.

Es más, yo siempre pienso que, de existir esa riqueza económica solucionaríamos muchos problemas al mismo tiempo: por ejemplo la delincuencia, la corrupción y el trabajo mal hecho. Si no fuese del todo sería en gran parte:

En todo el mundo, la gran mayoría de las personas encarceladas son pobres. La mayoría de los conflictos armados en el mundo están relacionados con temas económicos. De existir igualdad económica global, muchas formas de delincuencia y de conflicto no serían necesarias.

La corrupción es el atajo a la vida cómoda de aquellos que no quieren ser honestos, representando que en nuestro actual sistema, la riqueza por honestidad es muy lenta y poco segura. Si ocurriese al contrario, a la corrupción le ocurriría como a muchas formas de delincuencia: no sería necesaria.

Muchas personas en el mundo escogen un trabajo pensando en lo que les van a pagar. Si la riqueza estuviese repartida, o si los sueldos fuesen altos en general, mucha más gente escogería antes lo que les gusta y lo que saben hacer bien que lo que puedan pillar. Habría más gente haciendo bien su trabajo.

Por supuesto, como digo, estos tres puntos son a tratar en un debate más amplio, y son sólo mi opinión.

Así que cuando cuestionamos el actual modelo de gestión de la riqueza no estamos atacando el derecho de todas las personas a poseer y utilizar cosas (propiedad privada) sino a las trampas que en base a él se crean para generar desigualdades. O sea, todo lo contrario. Es a los más ricos a los que no les gusta que los demás tengamos propiedad privada.

Entre las personas que no creen que se puede cambiar el mundo hay una opinión con la que casi todos estamos de acuerdo: si no se puede cambiar el mundo no es por cuestiones técnicas, sino porque quienes controlan el poder y la riqueza no quieren que se cambie.

1 comentario:

  1. yo veo el mundo sin dinero.

    si ! un reparto de recursos humanos, pero no en base al comercio. sino en base a la necesidad de cada uno. que absolutamente todo sea comun. hasta tal punto, q bajes a la puerta de tu casa, y todos los coches( si es q no conseguimos eliminarlos del todo por la contaminacion) que sean la misma marca. un coche duradero y eficaz, echo para que dure no para q se estropeé. q todos tengan la llave puesta, y q cada persona se coja el primero q pille. y es mas, cambiarnos de pais en pais. cada 10-15 años par apredenr mas culturas. si africa necesita comida se le da comida, total, en europa se tira a la basura.... me pregunto q diran los de allí de nosotros.... etc...

    la economia para mi no existe. solo sirve para el beneficio de unos pocos, y mientras haya trueque, hay diferencia. q todo se de a cambio de nada. de cada cual segun sus posibilidades, a cada cual segun sus necesidades. y por cierto, una reduccion de poblacion tambien vendria bien. pero no tal como la hacen ahora... mediante guerras y viruss... sino a conciencia.... 1 hijo por pareja, durante un par de generaciones.. asi quiedariamos la mitad. y despues 25% y asi bajando , hasta quedar unos pococs, y vivir en armonia.... sinceramente... creo q somos muchos...

    ResponderEliminar